Cristo Te Justifica

Para bendecir tu vida !!!

jueves, 9 de agosto de 2018

Ejemplo

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.1 Timoteo 4:12


      Reflexión

Un capellán, cuentan, se aproximó a un herido en medio del fragor de la batalla y le preguntó:

- ¿Quieres que te lea la Biblia?

- Primero dame agua que tengo sed, dijo el herido.

El capellán le convidó el último trago de su cantimplora, aunque sabía que no había más agua en kilómetros a la redonda.

- ¿Ahora?, preguntó de nuevo.

- Primero dame de comer, suplicó el herido.

El capellán le dio el último mendrugo de pan que atesoraba en su mochila.

- Tengo frío, fue el siguiente clamor y el hombre de Dios se despojó de su abrigo de campaña pese al frío que calaba y cubrió al lesionado.

- Ahora sí, le dijo al capellán. Háblame de ese Dios que te hizo darme tu última agua, tu último mendrugo y tu único abrigo. Quiero conocerlo en su bondad.

Mis queridos hermanos y amigos, Francisco de Asís lo resumió de esta forma: “Prediquen el evangelio por doquier, y si es necesario usen palabras.”

Él reconoció que aunque las palabras son muy importantes, el ejemplo que podemos dar con nuestras vidas es todavía mucho más poderoso y eficaz. Nuestro modelo es Jesús, Él vivió como predicó.

Que Dios te bendiga

martes, 7 de agosto de 2018

Esperanza en Navidad

El pueblo que habitaba en tinieblas vio gran luz, y a los que habitaban en región de sombra de muerte, luz les resplandeció.Mateo 4:16



Reflexión
El Dr. James Dobson relata la historia de una anciana llamada Stella Thornhope, quien luchaba con su primera Navidad en soledad. Su esposo había muerto pocos meses antes debido a un cáncer de lento desarrollo. Varios días antes de Navidad, ella estaba casi aislada por las atroces condiciones climáticas. Se sentía terriblemente sola tanto que decidió no decorar su casa para estas fiestas. Bien entrada la tarde sonó el timbre y en la puerta había un muchacho repartidor con una caja.

- ¿Sra. Thornhope?

La Sra. Thornhope asintió.

- ¿Podría firmar aquí, por favor?  volvió a preguntar el muchacho.

La dama invitó al chico a entrar y cerró la puerta para protegerse del frío.

- ¿Qué hay en la caja?  preguntó después de firmar el papel.

El joven sonrió y abrió la tapa, y dentro se encontraba un cachorrito, un labrador perdiguero dorado. El muchacho levantó al ansioso cachorro.

- Esto es para usted señora, explicó-. Tiene seis semanas.

El cachorro comenzó a mover la cola de felicidad al ser liberado del cautiverio.

- ¿Quién lo envía? preguntó la Sra. Thornhope.

El joven puso al animal en el suelo y le pasó un sobre a la mujer.

- Todo está explicado aquí en este sobre, señora dijo. Al perrito lo compraron en julio pasado, mientras su madre aún estaba preñada. La intención era que fuera un regalo de Navidad para usted.

El muchacho le pasó entonces un libro: Cómo cuidar a un labrador perdiguero.

- ¿Quién me envió este cachorro? preguntó otra vez con desesperación la mujer.

- Su esposo, señora, contestó el muchacho, girando para salir. Feliz Navidad.

La mujer abrió entonces la carta de su esposo. La había escrito tres semanas antes de morir y la había dejado en el criadero de perros para que la entregaran con el cachorro como su ultimo regalo de Navidad para ella.

La carta estaba llena de amor, ánimo y recomendaciones de ser fuerte. Le prometía que esperaba el día en que ella se le uniera. Le había enviado este animalito para que le sirviera de compañía hasta entonces.

La Sra. Thornhope se secó las lágrimas, dejó la carta y, recordando al cachorro que tenía a sus pies, recogió aquella dorada bola peluda y la acercó al cuello. Luego vio por la ventana las luces que daban forma a la casa de la vecina y en la radio de la cocina escuchó: "Al mundo paz, nació Jesús”. De repente Stella sintió que la inundaba la más asombrosa sensación de paz. Su corazón sintió una alegría y un asombro mayores que el dolor y la soledad.

- Pequeño compañero, le dijo al perro, esto es entre tú y yo. Pero, ¿sabes? Abajo en el sótano hay una caja. Te apuesto que te gustará. Dentro hay un pequeño árbol de Navidad, algunos adornos y unas cuantas luces que te impresionarán. También allá abajo hay un pesebre. ¡Vamos por todo eso! y así dio inicio la primera de muchas navidades juntos.

Mis queridos hermanos y amigos, nuestro Señor siempre tiene un modo de enviar una señal de luz para recordarnos que la vida es más fuerte que la muerte y que la luz es más poderosa que la oscuridad. A veces es un amigo,  a veces un cachorro. La razón es simple… Él es la luz.

Que Dios te bendiga

viernes, 3 de agosto de 2018

El árbol de los problemas

Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; el Juez ya está delante de la puerta. Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor. Nosotros tenemos por bienaventurados a los que sufren: Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin que le dio el Señor, porque el Señor es muy misericordioso y compasivo.Santiago 5:9-11


      Reflexión 

El carpintero que un hombre había contratado para ayudarle a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó y lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar.

Mientras el hombre lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegaron, el carpintero le invitó a conocer a su familia. Mientras se dirigían a la puerta, él se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba llena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa.

Posteriormente acompañó a su jefe hasta el automóvil. Cuando pasaron cerca del árbol, el jefe sintió curiosidad y le preguntó acerca de lo que lo había visto hacer un rato antes.

"Oh, ese es mi árbol de problemas", contestó.

"Se que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo otra vez". "Lo divertido es", dijo sonriendo, "que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior".

Mis queridos hermanos y amigos, el secreto no es que los problemas desaparezcan, es saber administrarlos.

Que Dios te bendiga

lunes, 30 de julio de 2018

La botella

Y decía a todos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame.Lucas 9:23


Reflexión

Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por suerte, llegó a una cabaña vieja, desmoronada, sin ventanas ni techo.

El hombre anduvo por ahí y se encontró con una pequeña sombra donde acomodarse para protegerse del calor y el sol del desierto. Mirando a su alrededor vio una vieja bomba de agua, toda oxidada. Se arrastró hacia allí, tomó la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Desilusionado, cayó postrado hacia atrás y entonces notó que a su lado había una botella vieja. La miró, la limpió de todo el polvo que la cubría, y pudo leer que decía: "Usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella mi amigo, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marcharse”.

El hombre desenroscó la tapa de la botella y vio que estaba llena de agua... ¡llena de agua! De pronto, se vio en un dilema: si bebía aquella agua, él podría sobrevivir, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo y podría tomar toda el agua que quisiese, o tal vez no, tal vez la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada.

¿Qué debería hacer? ¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca... o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje? ¿Debía perder toda aquella agua esperando que aquellas instrucciones poco confiables, escritas hace mucho tiempo, fueran verídicas?

Al final, decidió derramar toda el agua en la bomba, agarró la manivela y comenzó a bombear y la bomba comenzó a rechinar, pero ¡nada pasaba! La bomba continuaba con sus ruidos y entonces de pronto surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia... Agua fresca y cristalina.

Llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aún más de su contenido refrescante. Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta arriba, tomó la pequeña nota y añadió otra frase: "Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente".

Mis queridos hermanos y amigos, con el Señor es igual que con la botella, tenemos que entregar todo nuestro ser antes de obtener Su nueva vida en nosotros… es así como de verdad funciona.

Que Dios te bendiga

sábado, 28 de julio de 2018

El lanzador de discos

Pero el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.1 Pedro 5:10


      Reflexión

Un atleta escocés del siglo XIX hizo un disco de hierro basándose en una descripción que leyó en un libro. Lo que no sabía era que el disco usado en la competencia oficial estaba hecho de madera y sólo tenía un anillo exterior de hierro. El suyo era de metal sólido y pesaba tres o cuatro veces más que los que usaban los otros lanzadores.

Según el escritor John Eldregde, el hombre señaló en un campo de su casa lo que hasta ese momento era la marca en distancia y entrenó día y noche para alcanzar esa marca. Trabajó durante años hasta que pudo batir la marca. Entonces llevó su disco de hierro a Inglaterra para su primera competencia.

Cuando llegó a los juegos le entregaron el disco oficial. Fácilmente batió una nueva marca y durante años fue campeón invicto. Este hombre entrenó, bajo una pesada carga y mejoró por ello.

Mis queridos hermanos y amigos, cuando el Señor nos da una carga pesada para llevar, necesitamos aprender a llevarla en la fortaleza de Jesús y por amor a Él. Cualquiera que sea la carga o el sufrimiento, Dios lo usará para perfeccionarnos, afirmarnos, fortalecernos y establecernos.

Nuestras cargas nos pueden hacer mejores de lo que nos imaginamos: más fuertes, más pacientes, más valientes, más amables y más amorosos de lo que hubiéramos sido de no ser por ellas. Esto es porque el Señor siempre tiene un propósito para nosotros… siempre.

Que Dios te bendiga

jueves, 26 de julio de 2018

Disfruta tu café

"Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias."Filipenses 4:6


      Reflexión

Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla se enfocó en quejas acerca del interminable "stress" que les producía el trabajo y la vida en general.

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más selecta: de porcelana, plástico, vidrio, cristal -unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas. Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado.

Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo:

Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron unas pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al "stress."

Continuó: Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar las tazas de los demás.

Ahora piensen en esto: La vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida. El tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos. A menudo, por concentrarnos sólo en la taza, dejamos de disfrutar el café.

Mis queridos hermanos y amigos, ¡Es mejor disfrutar el café sin importar la taza en que se sirve! La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo, sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recordemos:
•    Vivamos de manera sencilla.
•    Tengamos paz.
•    Amemos y actuemos generosamente. •    Seamos solidarios.
•    Hablemos con amabilidad.

El resto dejémoslo a Dios. Una reflexión final: La persona más rica no es la que tiene más sino la que necesita menos.

Que Dios te bendiga

martes, 24 de julio de 2018

Deja que el río corra

Y no os olvidéis de hacer el bien y de la ayuda mutua, porque de tales sacrificios se agrada Dios.Hebreos 13:16



Reflexión
El Mar Muerto, localizado entre Israel y Jordania, es famoso por ser el punto más bajo de la superficie terrestre. Es también una viva atracción turística por sus saludables balnearios, a los que se dirigen muchos para tomar baños de agua salada y comprar cosméticos elaborados con el lodo de ese mar.

Casi nadie se pregunta ¿por qué le llaman Mar Muerto? Diferente a la mayoría de los grandes lagos, este no tiene salida. El río Jordán fluye hacia el Mar Muerto pero no hay circulación a la inversa, por lo tanto si no comparte lo que recibe, muere.

Lo mismo se aplica a los seres humanos. Cuando recibimos dones de talento, educación, capital financiero, u otros recursos, podríamos pensar que al compartirlos con otros, quedaría menos para nuestro disfrute personal. Sin embargo, cuando no ofrecemos de nosotros mismos a otros, una parte de nuestro ser, muere.

Como el Dr. David Livingstone comentara en una ocasión: “Las personas hablan del sacrificio que he hecho pasando en África, gran parte de mi vida. ¿Puede esto ser llamado sacrificio, si tan sólo es admitir una gran deuda con nuestro Dios que nunca podremos pagar? ¿Es un sacrificio algo que te recompensa con salud, con la conciencia de estar obrando bien, con paz mental y una radiante esperanza de un glorioso destino? Enfáticamente, no es un sacrificio. Antes es un privilegio... De esto no debemos ni hablar si recordamos el gran sacrificio que Él hizo, dejando el trono de Su Padre en lo alto, para darse a Sí mismo por nosotros.

Mis queridos hermanos y amigos, al igual que el Mar Muerto, si no compartimos lo que tenemos, algo de nosotros va a morir. La mayoría de la gente recuerda a los más desvalidos durante las fiestas de navidad. Recolectan donaciones y organizan eventos para dar un rato de felicidad a niños y ancianos. Eso “per se” no tiene nada de malo, por el contrario, es loable. Sin embargo frecuentemente se nos olvida que los pobres “son pobres” todo el año. La gente socialmente en riesgo requiere de nuestra ayuda “todo el año”. El Señor dejó a Su iglesia en la tierra para algo, no solamente para esforzarnos en diciembre, sino para trabajar para Él “todo el año”.  

Que Dios te bendiga

domingo, 22 de julio de 2018

No olvides de donde vienes

El que es el mayor de vosotros sea vuestro siervo, porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.Mateo 23:11-12


      Reflexión

Las personas piensan con frecuencia que los cirujanos del corazón son las divas de la arrogancia del mundo de la medicina. Pero aquellos que conocen al doctor William DeVries, el cirujano pionero del corazón artificial, no pudieran estar en mayor desacuerdo.

Sus compañeros en el Hospital Humana Audubon en Louisville, Kentucky, describen al doctor DeVries como el tipo de médico que se presenta los domingos solo para animar a sus pacientes descorazonados. En ocasiones cambia su atuendo, a lo considerado por tradición como un trabajo de enfermero y si el paciente desea que se quede un poco de tiempo y converse, él siempre lo hace.

DeVries expresa que los amigos son unos "zapatos viejos" que encajan con lo que lleves puesto. A él le gusta ponerse botas de vaquero con su atuendo de cirugía y a menudo repara los corazones al son de Vivaldi o jazz.

Él siempre ha tenido una sonrisa acechando -dice un cardiólogo de Louisville, el doctor Robert Gooding- y siempre busca la forma de mostrarla.

Mis queridos hermanos y amigos, no importa cuán alto subamos, nunca olvidemos que comenzamos en el nivel más bajo. Incluso si nacimos entre gran fortuna y privilegios, fuimos un bebé indefenso. El verdadero éxito no viene por pensar que hemos llegado al lugar donde otros deban servirnos, sino en reconocer que cualquiera que sea nuestra ubicación, hemos llegado a una posición donde podemos servir a los demás. Recordemos, el Señor nos ha llamado a servir, no a ser servidos

Que Dios te bendiga

viernes, 20 de julio de 2018

Protección de tela de araña

Alzaré mis ojos a los montes. ¿De dónde vendrá mi socorro?  Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.
No dará tu pie al resbaladero ni se dormirá el que te guarda.  Por cierto, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.
Jehová es tu guardador, Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
El sol no te fatigará de día ni la luna de noche.
Jehová te guardará de todo mal, él guardará tu alma.
Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.
Salmos 121


      Reflexión

Cuando Félix Nola era perseguido por un grupo de asesinos, se refugió en una cueva. Inmediatamente algunas arañas tejieron sus telas sobre la angosta entrada, de modo que cuando vinieron los perseguidores y las vieron, pasaron de largo.

Entonces el hombre de Dios, lleno de alegría exclamó: Donde Dios no está, una muralla no es sino como una tela de araña; donde está Dios, una tela de araña es como una muralla.

Mis queridos hermanos y amigos, nuestro Señor prometió guardarnos de todo mal, permanezcamos en Él y descansemos allí.

Que Dios te bendiga