Para bendecir tu vida !!!

miércoles, 27 de septiembre de 2017

La cobardía

Sabías que la cobardía es un tropiezo para ir al cielo?

Si, lo es, y a continuación lo voy a sustentar con el siguiente acontecimiento histórico, Bíblico.

Cuando Samuel le dice a Saúl que el había sido elegido por Dios para ser príncipe de su pueblo Israel, la repuesta de Saúl fue la siguiente:

Saúl respondió y dijo: ¿No soy yo hijo de Benjamín, de la más pequeña de las tribus de Israel? Y mi familia ¿no es la más pequeña de todas las familias de la tribu de Benjamín? ¿Por qué, pues, me has dicho
cosa semejante? 1 Samuel 9:21

Saúl se creyó muy poca cosa para ocupar esa posición.

Cuando el profeta Samuel iba a posicionar a Saúl como rey de Israel ante todo el pueblo, acontece:

Y haciendo Samuel que se acercasen todas las tribus de Israel, fue tomada la tribu de Benjamín. E hizo llegar la tribu de Benjamín por sus familias, y fue tomada la familia de Matri; y de ella fue tomado Saúl hijo de Cis. Y le buscaron, pero no fue hallado. Preguntaron, pues, otra vez a Jehová si aún no había venido allí aquel varón. Y respondió Jehová: He aquí que él está escondido entre el bagaje. Entonces corrieron y lo trajeron de allí; y puesto en medio del pueblo, desde los hombros arriba era más alto que todo el pueblo.
1 Samuel 10:20-23

 Así deja evidenciado Saúl la falta de valentía que había en el.

Pero éste acontecimiento anterior no es nada comparado, a cuando Dios envía a Saúl a destruir a los Amalecitas por oponerse en el camino cuando Israel subía de Egipto. Dios por medio de Samuel manda a Saúl a destruir a todo el pueblo de Amalec, desde el más pequeño de ellos hasta el más anciano, aún los niños de pecho. Pero Saúl se vuelve contra Dios y hace lo contrario por cobarde.

Esto es lo que aconteció: Saúl y su  ejército acaban con lo más vil del pueblo de Amalec, y tomaron para sí lo mejor del ganado y ovejas, y peor aún dejaron con vida al rey Agag, rey de Amalec. Y cuando regresan supuestamente victoriosos, mofándose ante Samuel por haber "cumplido con el mandato de Dios" acontece lo siguiente:

Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová. Samuel entonces dijo: ¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos? Y Saúl respondió: De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tu Dios, pero lo demás lo destruimos.
1 Samuel 15:13-15

Entonces luego que el profeta Samuel le habla al rey Saúl sobre las consecuencia que venían, primero por su desobediencia, y segundo por cobarde; esta es la repuesta de Saúl en la cual reconoce su miedo:

Entonces Saúl dijo a Samuel: Yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí a la voz de ellos. Perdona, pues, ahora mi pecado,
1 Samuel 15:24

En conclusión: hay que ser valiente no cobarde para poder ir al cielo con Cristo. En la vida nuestra como cristiano, hay cosas que debemos perderlas para ganar a Cristo.

El apóstol Pablo dijo:

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Gálatas 2:20

Que Dios les bendiga !

By: Miguel Marte

0 comentarios:

Publicar un comentario