Para bendecir tu vida !!!

viernes, 24 de noviembre de 2017

Caminando solo una milla

Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.Mateo 5:39-41


      Reflexión

Gene Marine, editor del Bellefontaine Examiner envió una vez a un joven reportero de deportes a cubrir un importante juego, pero cuando el joven regresó, no traía la historia. Marine le preguntó por qué y el reportero le contestó:

—No hubo juego.

—¿Que no hubo juego? ¿Qué ocurrió?

—El estadio se vino abajo—respondió el reportero.

—Entonces, ¿dónde está la crónica del derrumbe del estadio?—preguntó el editor.

—Usted no me dijo que cubriera eso, señor—respondió el reportero.

Es increíble, el potencial de una noticia sensacional se hizo agua por la incapacidad de un joven de hacer bien su trabajo. Este joven se conformó en hacer lo que es estrictamente necesario, nunca vio más allá.

Mis queridos hermanos y amigos, son muchas las personas que viven solo para hacer lo que les dicen que hagan. En los tiempos bíblicos los soldados romanos tenían la potestad legal de obligar a los judíos a cargar por una milla cualquier cosa que ellos llevaran. Una vez realizado el trabajo, el cargador quedaba liberado de su obligación. Jesús eleva ese requerimiento a niveles insospechados y conmina a sus seguidores a que si alguien los obliga a llevar una carga una milla, deben voluntariamente llevarla dos, o sea una milla extra. Así verán el espíritu de servicio de sus discípulos y glorificarán al Padre celestial. Este es el origen del refrán “recorrer una milla extra”.

Una puerta muy grande se abre para aquel que hace mucho más de lo que le piden. No seamos de los que caminan solo una milla, somos llamados a ser de los que caminan una milla extra, porque a esos se les abren las nuevas oportunidades y se les reconoce como seguidores del Maestro.

Que Dios te bendiga

0 comentarios:

Publicar un comentario