Para bendecir tu vida !!!

lunes, 15 de enero de 2018

Busquemos ser irreprensibles



Erwin SINTRODUCCIÓN.

1 TESALONICENSES 5:23 “…Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo…”

DESARROLLO.

Nos debemos mantener completamente dedicados al servicio de Dios y de esa forma nos podemos conservar sin pecado hasta que vuelva nuestro Señor Jesucristo, lo anterior va a permitir que nuestro: espíritu, alma, y cuerpo no sean hallados culpables delante de Dios, es decir “irreprensible” que quiere decir sin falta o sin defecto.

El Eterno Dios le dijo a Abraham, que fuera perfecto delante de él: GÉNESIS 17:1 “…Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto…”.

En la Nueva Versión Internacional dice en DEUTERONOMIO 18:13 NVI “…A los ojos del Señor tu Dios serás irreprensible…”, en este pasaje el  Señor le dice al pueblo de Israel que evite todo acto relacionado con la superstición pagana y la magia. Ya que en Canaán (tierra prometida) donde ellos llegarían se practicaban este tipo de actividades las cuales eran condenadas por la ley de Dios.

Cierto es que el Señor quiere que seamos, perfectos, santos, etc., sin embargo la única forma para poderlo realizar es por el mismo, en la comunión con Dios esta nuestro crecimiento espiritual, en la Palabra de Dios describe que María oro para que su alma, espíritu y cuerpo fueran engrandecidos, veamos:

LUCAS 1:46-48 RV 1960 “…46 Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; 47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. 48  Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones…”

Nuestra alma crece a través del conocimiento de la escritura., el espíritu se regocija en la comunión por medio de la oración, adoración y alabanza, así como el cuerpo (carne), disminuye por medio de la humillación, cuando Jesús crece nuestra carne mengua y como consecuencia nuestro espíritu crece.

Nosotros que esperamos la venida del Señor para irnos con el tenemos que hacer lo posible por estar en paz con Dios, y porque él los encuentre sin pecado.

El ser irreprensibles, es un concepto que a primera vista se ve complicado, precisamente porque vemos nosotros, pero debe ser Dios en nuestra vida.

Tenemos que tener una comunión con Jesús, para entender y hacer en nuestras vidas su palabra, así podremos ser irreprensibles delante de Dios, por eso es que dice en su palabra que en el Señor hay Salvación.

Aleluya.

A


0 comentarios:

Publicar un comentario