Para bendecir tu vida !!!

lunes, 22 de enero de 2018

El flautista insolente

Entonces entraron en discusión sobre quién de ellos sería el mayor. Jesús, percibiendo los pensamientos de sus corazones, tomó a un niño, lo puso junto a sí y les dijo:
—Cualquiera que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió, porque el que es más pequeño entre todos vosotros, ese es el más grande.
Lucas 9:46-48


      Reflexión

Durante el ensayo que efectuaba una gran orquesta, a un pequeño flautista le pareció que, teniendo tan poco valor su instrumento en medio del concierto ensordecedor de otros más potentes, podía descansar un rato, pues siendo holgazán, intentaba pasar desapercibido con tal de no aportar al grupo. Por lo tanto dejó de soplar.

El fino oído del director notó la falta y reprendió al joven artista por su negligencia. Su poco notable pero agudo sonido era necesario para la armonía general. El flautista no había comprendido que el aporte de cada uno es lo que conforma el todo. Que tanto los grandes aportes como los pequeños son importantes para lograr completar la obra.

Mis queridos hermanos y amigos, nadie tiene un rol más grande o pequeño en la orquesta del Señor, cada uno aporta lo que nuestro Director considera necesario para alcanzar la excelencia en su obra. Todos tenemos un rol importantísimo en el Reino. Jesús lo sabe… ¿lo sabemos nosotros?

Que Dios te bendiga

0 comentarios:

Publicar un comentario