Para bendecir tu vida !!!

miércoles, 31 de enero de 2018

El mejor momento de mi vida

Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.
Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios que habitar donde reside la maldad…
Salmos 84:10


      Reflexión

Cuenta un hombre la siguiente historia:
Era 15 de junio y en dos días estaría cumpliendo treinta años. Yo estaba inseguro acerca de entrar en una nueva década de mi vida y temía que mis mejores años quedaran ahora detrás de mí.

Mi rutina diaria incluía ir al gimnasio a hacer ejercicios antes de ir a trabajar. Cada mañana veía a mi amigo Nicolás en el gimnasio, quien ya tenía setenta y nueve años de edad y estaba en excelente forma.

Este día en particular, Nicolás notó que no me encontraba con mi acostumbrada actitud llena de vitalidad y preguntó si algo estaba mal. Le dije que me sentía preocupado por cumplir treinta. Me pregunta entonces cómo me gustaría mirar hacia atrás de mi vida una vez que hubiese llegado a la edad de Nicolás, por lo que le pregunté,

- ¿Cuál fue el mejor momento de su vida?

Sin dudas, Nicolás respondió: Bueno, Joe, esta es mi respuesta filosófica a tu pregunta filosófica, veamos:

Cuando yo era niño en Austria y mis padres se preocupaban de todo por mí, mi comida, mi ropa, mi salud, ese fue el mejor momento de mi vida.

Cuando yo iba a la escuela a aprender las cosas que sé hoy, ese fue el mejor momento de mi vida.

Cuando obtuve mi primer trabajo, vinieron las responsabilidades y fui pagado por mis esfuerzos, ese fue el mejor momento de mi vida.

Cuando conocí a mi esposa y me enamoré, ese fue el mejor momento de mi vida.

La segunda guerra mundial llegó y entonces mi esposa y yo tuvimos que huir de Austria para salvar nuestras vidas. Cuando estábamos juntos y en condiciones de seguridad a bordo de un buque con destino a América del Norte, ese fue el mejor momento de mi vida.

Cuando llegamos a Canadá e iniciamos una familia, ese fue el mejor momento de mi vida.

Cuando yo era un joven padre, el ver a mis hijos crecer, ese fue el mejor momento de mi vida.

Y ahora, Joe, tengo setenta y nueve años de edad. Tengo mi salud, me siento bien y estoy enamorado de mi esposa como lo estaba cuando nos vimos por primera vez. Este es el mejor momento de mi vida.

Mis queridos hermanos y amigos, qué gran lección la de Nicolás. En verdad, el mejor momento de la vida, es la vida misma, vivida como el Señor quiere. Por eso a los creyentes  se nos conoce como: “Las personas más felices de la tierra”.

Que Dios te bendiga

0 comentarios:

Publicar un comentario