Para bendecir tu vida !!!

miércoles, 28 de febrero de 2018

El manso

Bienaventurados los mansos, porque recibirán la tierra por heredad.Mateo 5:5


Reflexión

El manso no es un ratoncillo humano afligido con el sentir de su propia inferioridad. Al contrario, es posible que en su vida moral el hombre creyente sea tan valiente como un león y tan fuerte como Sansón. Pero dejó de ser engañado en cuanto a sí mismo. Ha aceptado la estimación de Dios en cuanto a su propia vida. Él sabe que desde la perspectiva divina es débil y frágil, pero como una paradoja, él también sabe que a los ojos de Dios, tiene más importancia que los mismos ángeles. En cuanto a sí mismo, él sabe que no es nada sin Dios; pero para el mismo Dios, él sabe que es el todo.

La mansedumbre y la humildad proporcionan la seguridad de que sin Jesús, no somos más que seres pequeños, pero con Él somos fuertes y robustos.

Mis queridos hermanos y amigos, a los ojos de Dios nuestro orgullo nos empequeñece y nuestra humildad nos engrandece. En realidad somos el todo para Él, tan importantes somos que dio por nosotros su joya más preciada… su propio Hijo.

Que Dios te bendiga

0 comentarios:

Publicar un comentario