Para bendecir tu vida !!!

miércoles, 4 de abril de 2018

TENER LA RAZÓN O NO


INTRODUCCIÓN.

PROVERBIOS 20:3 RV 1960 “…Honra es del hombre dejar la contienda; Mas todo insensato se envolverá en ella…”

DESARROLLO DEL TEMA.

A.        Vemos como en la escritura Dios bendice a los que trabajan para que haya paz pues ellos serán llamados hijos de Dios, el mantenerse en paz y generar la paz en un lugar es una bendición, por eso en el pasaje mencionado al inicio se describe que una virtud que el hombre puede tener es dejar una contienda.

MATEO 5:9 RV 1960 “…Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios…”

B.        La palabra contienda en hebreo es:

a.         Rib = contención, contender, contienda, disputa, juicio, justicia, litigante, litigio, pelear, pelea, pleito, rencilla, suplicar.

b.         Rub = abogar, adversario, alegar, altercar, amparar, castigar, contender, contienda, cuestión, defender, demandar, disputar, juzgar, litigar, pleitear, pleito, porfiar, reconvenir, reñir, reprender, resistir, sustentar, tratar.

C.        PROVERBIOS 13:10 RV 1960 “…Ciertamente la soberbia concebirá contienda; Mas con los avisados está la sabiduría…”, La soberbia es un detonante que genera la contienda, en el diccionario bíblico strong se define esta palabra como:

Zadón = arrogancia, presunción, soberbia, Cabe hacer mención que este concepto se deriva de la palabra zud = insolente, ensoberbecer (levantar la cerviz), presunción, soberbio.

Al escudriñar la escritura encontramos que tanto la soberbia como la arrogancia el Eterno Dios las aborrece PROVERBIOS 8:13 RV 1960 “…El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco…”

Busquemos sabiduría la cual es también el temor de Dios, porque así podremos evitar la contienda y así evitemos el mal en nosotros, JOB 28:28 RV 1960 “…Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal, la inteligencia…”

D.        La contienda es atraída por la necedad, PROVERBIOS 18:6 RV 1960 “… Los labios del necio traen contienda; Y su boca los azotes llama…”

La palabra necio en hebreo es la palabra kisíl = propiamente gordo, fatuo, insensato, necedad, necio.

Llama la atención que en este versículo la palabra labios es la palabra safá = como límite, frontera, hablar, labio, lenguaje, ribera, ósea que en nuestros labios hay un límite para no generar la contienda.

E.        PROVERBIOS 16:28 RV 1960 “…El hombre perverso levanta contienda, Y el chismoso aparta a los mejores amigos…”;  la perversidad en el original se refiere a varios conceptos de los que sobresalen vicio, inquirir, mullir, trastornar, voltear, volver, vuelta.


En base a lo anterior se puede establecer que una persona perversa estará afectando constantemente a una segunda o tercera persona, con la finalidad de perturbarles su paz.

Con la finalidad de renunciar a la contienda debemos orar al Padre para que nos guie saquemos la perversidad de nuestras vidas y de esa forma el Espíritu Santo nos guie para que podamos actuar con integridad, PROVERBIOS 11:3 RV 1960 “…La integridad de los rectos los encaminará; Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos,…”

F.         Otra forma de echar fuera de nuestras vidas la contienda es alejarnos de los escarnecedores; PROVERBIOS 22:10 RV 1960 “…Echa fuera al escarnecedor, y saldrá la contienda, Y cesará el pleito y la afrenta…”

Escarnecedor en Hebreo es la palabra luts, la cual significa: burlar, disputador (combatiente o querellante), mensajero, toda persona que por medio de broma o aclaración genere contienda, no sabe dirigirse a los demás pues debemos ver al prójimo como superior a uno mismo y una persona contenciosa siempre quiere ganar, FILIPENSES 2:3 RV 1960 “…Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo…”

G.        La contienda nos obstaculiza para orar correctamente; 1 Timoteo 2:8 RV 1960 “…Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda…”

Orar levantando manos santas era una costumbre de los judíos y también de los gentiles; Las manos eran levantadas y dirigidas al cielo en una postura que semejaba la rendición y ¿cómo nos podremos rendir al Señor verdaderamente si estamos contendiendo con los demás?, es por eso debemos estar en paz con todos los hombres.

H.        Las contiendas no le agradan al Señor, GÁLATAS 5:19-20 RV 1960 “…Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,…”

Obras en Griego es la palabra: Érgon = obra, acción, hacer, hecho.

Carne = Sárx = naturaleza humana (debilidades y pasiones), carne, cuerpo, humano, sangre.

Contienda = Eridseía = propiamente intriga, facción, contienda, división

Una de las acciones del hombre es contender y eso divide, Jesús dijo casa dividida contra sí misma perece, se dice que el ser humano es un son politicón pues en su naturaleza nunca está de acuerdo.

I.          Encontramos en la La Biblia Versión Las Américas lo siguiente: 1 TIMOTEO 3:1-3 LBLA”…Palabra fiel es ésta: Si alguno aspira al cargo de obispo, buena obra desea hacer. Un obispo debe ser, pues, irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, de conducta decorosa, hospitalario, apto para enseñar, no dado a la bebida, no pendenciero, sino amable, no contencioso, no avaricioso…”

REFLEXIÓN:

A.        Nosotros como hijos de Dios nos debemos dedicar a hacer lo que es bueno pues así se ayudan a todos, Jesús con su actuar nos ayudó a todos con su sacrificio.

B.        En todo nuestro actuar tenemos que tener en cuenta a Dios, pues debemos entender que las personas que actúan mal es porque su corazón está lleno de maldad, pues no han conocido la verdad por lo que no se puede confiar en ellos, ya que no aman a nadie ni se compadecen de nadie.

ROMANOS 1:28-32 RV 1960 “…Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican…”

C.        ISAÍAS 9:19 RV 1960 “…Por la ira de Jehová de los ejércitos se oscureció la tierra, y será el pueblo como pasto del fuego; el hombre no tendrá piedad de su hermano…”, piedad = kjamál = librar, sobrar, compasión, escatimar, tener misericordia, perdonar, piedad.

Jesús a través de sus palabras enseño sobre la piedad, pues no vimos en su actuar orgullo ni contiendas las cuales destruyen la paz y la felicidad.

Las contiendas dificultan la reconciliación, PROVERBIOS 18:19 RV 1960 “…El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar…”

CONCLUSIÓN.

En la palabra de Dios se nos enseña la prioridad de poner a Dios en primer término y el no desobedecerlo, día con día tenemos que arrepentirnos de nuestras faltas, porque seremos juzgados y se nos dará a cada
Uno lo que merecemos, al que hizo lo bueno tendrá la esperanza de recibir de parte de Dios: reconocimiento, honor y vida eterna porque el Señor los dejará vivir con él para siempre y pero los que  dejaran de hacer lo bueno tendrán su castigo.

ROMANOS 2:5-8 RV 1960 “…Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;…”

La envidia y el egoísmo las cuales no forman parte de la sabiduría de Dios, en ocasiones son el detonante que origina la contienda la cual trae como consecuencia que en nuestras vidas se genere toda clase de maldad.

SANTIAGO 3:16 RV 1960 “…Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa...”

Es mi oración al Eterno Dios y Padre de las luces que después de leer y meditar este estudio busquemos el echar fuera de nuestras vidas toda contienda y así poder alcanzar la vida en abundancia que tanto anhelamos.



Bendiciones Aleluya.




Por: 

Erwin Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario