Para bendecir tu vida !!!

lunes, 14 de mayo de 2018

Muchos lápices

Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltara, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor que lo quite de mí. Y me ha dicho:«Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad». Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en insultos, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.2 Corintios 12:7-10


      Reflexión

Una señora que vivía sola experimentaba un serio problema.  Hacía ocho años que su marido había fallecido y por estos días ella no podía salir sola excepto a dar caminatas cortas porque tenía muchas dificultades con su memoria corta. Las conversaciones se limitaban a unos cuantos comentarios repetidos y nada más.

Un día la señora expresó algo profundo, ella dijo: «El otro día estaba pensando en mis problemas y decidí que no tengo nada de qué quejarme. Dios me está cuidando y tengo gente que me ayuda. Mi único problema es que no puedo acordarme de nada, por lo tanto he decidido tener muchos lápices y papel para escribirlo todo. Así la vida será más llevadera.»

Mis queridos hermanos y amigos, todos tenemos nuestras propias luchas. Éstas se pueden relacionar con la edad, las finanzas, las relaciones personales o miles de otras dificultades. Pero si de verdad disponemos nuestro corazón a confiar en nuestro Señor y si permanecemos agradecidos incluso en medio de nuestros problemas, es más probable que reconozcamos que «no tenemos nada de qué quejarnos». Las quejas provienen siempre del lugar donde ponemos nuestra mirada, usualmente es en aquellas personas que nosotros consideramos están mejor. El agradecimiento proviene sin embargo de poner nuestra mirada en aquellas personas que no están mejor que nosotros. Unos provocan nuestra envidia, los otros nuestro servicio, ¿dónde deberíamos dirigir nuestra mirada?

Que Dios te bendiga

0 comentarios:

Publicar un comentario