Para bendecir tu vida !!!

martes, 10 de julio de 2018

TENEMOS EL PODER


1.         INTRODUCCIÓN


MATEO 26:28 “…porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados…”

2.         DESARROLLO DEL TEMA

I.          Un distintivo de los hijos de Dios (cristianos), es que reconocemos el valor y poder la sangre de Jesucristo, pues en su sangre se encierra el motivo por el cual mi vida cambio.

II.         MATEO 26:28 “…porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados…”

Vemos que la palabra perdón en el lenguaje griego   es: ÁFESIS = Libertad, perdón, remisión, libertad.

III.       Jesús predico acerca de la gran comisión en donde la libertad era un objetivo alcanzar: LUCAS 4:18 “…El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;”

El dar libertad a los cautivos es una parte de la gran comisión que requiere mucha atención, cautivos en el lenguaje griego   es: aijmalotós = conquistado, Tomado por la espada, creo fielmente que se refiriere a los que fueron cautivos del diablo y que por la palabra de Dios (espada del Espiritu Santo), fueron conquistados.

ISAÍAS 61:1 “…El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;”, en este versículo libertad en el lenguaje hebreo   es: derór = moverse rápidamente, libertad, jubileo.

Jubileo es una celebración judía que realiza cada cincuenta años y ahí se proclama libertad, en LEVÍTICO 25:10 “…Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia…”

La palabra Jubileo en hebreo   es la palabra yobél, esta significa: toque del cuerno (por su sonido continuo); específicamente la señal de las trompetas de plata; de aquí, el instrumento mismo y el festival que daban inicio: - bocina, cuerno de carnero.

IV.      NÚMEROS 10:9 “…Y cuando saliereis a la guerra en vuestra tierra contra el enemigo que os molestare, tocaréis alarma con las trompetas; y seréis recordados por Jehová vuestro Dios, y seréis salvos de vuestros enemigos…”, cuando tocamos trompeta, es un recordatorio para que el Señor nos salve

JOSUÉ 6:5 “…Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante…”.

La palabra cuerno en hebreo   es quéren y significa frasco, corneta; esquina (del altar), asta, cabeza, cerviz, colmillo, cuerno, fuerza, ladera, poder, poderío.

V.        LUCAS 1:69 (LBLA) “…y nos ha levantado un cuerno de salvación en la casa de David su siervo…”, la palabra cuerno en griego es kéras y significa = pelo de la cabeza; cuerno, LUCAS 1:69 (RVR 1960) “…Y nos levantó un poderoso Salvador En la casa de David su siervo,” VEMOS COMO Jesús es nuestra cabeza.

3.         REFLEXIÓN.

En base a lo anterior podemos establecer que Jesús es el poder mediante el cual fuimos salvados, pues nuestros pecados fueron perdonados.

Al escribir esto yo me pregunto ya habré perdonado y pedido perdón, pues Jesús hizo el sacrificio perfecto y así fue consumada se pagó la deuda, que a mí me tocaba, a nosotros nos toca poner en acción lo que está escrito y la acción de Jesús en la cruz, vino a cambiar todo.

Jesús lo dijo en JUAN 20:23 “…A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos...”

Alguien me enseño lo literal impacta en lo espiritual y a lo vez en lo terrenal, que estamos viviendo es producto de lo descrito en la palabra de Dios.

Por más dolorosas sean nuestras heridas perdonemos y seremos perdonamos, la falta de perdón, contamina nuestro corazón y no nos permite verle, porque solos los de limpio corazón verán al Señor.


DIOS TE BENDIGA.



Por 

Erwin Sosa (Redimido por Jesucristo)

0 comentarios:

Publicar un comentario